¿Para qué sirven los seguros de responsabilidad civil?

¿Para qué sirven los seguros de responsabilidad civil?

Los seguros de responsabilidad civil son especialmente útiles si alguien te exige una indemnización por daños que le hayas causado por accidente. Además de la destrucción de bienes ajenos, personales o materiales, te será útil en caso de lesiones e inclusive la muerte provocada a un tercero.

Desde luego, el respaldo está condicionado por la vigencia del seguro. Por ello, contar con una póliza de este tipo puede ser de mucha ayuda. Hasta podría evitar que vayas a la cárcel.

Aquí te explicaremos por qué es importante que cuentes con un seguro de responsabilidad civil, sus beneficios y los tipos que existen.

¿Qué cubre un seguro de responsabilidad civil?

Los seguros de responsabilidad civil te pueden ayudar a pagar por daños a bienes y personas ante reclamaciones o demandas. Sin embargo, la cobertura aplica solo en caso de que el perjuicio no haya sido provocado a propósito.

Además, estas pólizas no solo son de uso personal. También pueden ser de gran utilidad si tienes un negocio o ejerces una profesión que pueda poner en riesgo a otros.

Una vez aclarado lo anterior, con un seguro de responsabilidad civil podrás librarte de asumir costos en:

  • Defensa.
  • Primas por fianzas.
  • Costos legales por decisiones judiciales.
  • Protección para tu negocio y empleados.
  • Cuidar el dinero de tu empresa.
  • Defensa legal con profesionales especializados.

No importa si eliges una póliza personal o para tu negocio. La agencia te ofrecerá un servicio hecho a la medida.

Seguros de daños a terceros para automovilistas

Freepik

Seguros de daños a terceros para automovilistas

Los seguros de responsabilidad civil para automovilistas son los más comunes en México. Desde hace algunos años es obligatorio que los tengan quienes circulan en vías federales. Sin embargo, también deben adquirirlo los motociclistas y dueños de bicicletas motorizadas. Así es, de lo contrario pueden recibir multas y sanciones.

Para que lo sepas, una póliza básica de este tipo cuenta con dos coberturas primordiales:

Daños personales. Sirve para pagarles tratamientos médicos a los afectados, en caso de lesiones, o compensación a familiares, en caso de homicidio.

Daños materiales. La agencia paga las reparaciones de los bienes afectados.

Aunque son básicas, estas pólizas tienen la ventaja de que su vigencia puede ser anual y con renovación automática.

Es muy importante que contrates un seguro de responsabilidad civil, pero no solo porque es obligatorio, sino también porque puede proteger tu dinero. Recuerda que en México hay un alto índice de accidentes automovilísticos, por lo que es necesario contar con un seguro que te respalde.

Antes de firmar un contrato, consulta y compara las pólizas que estén disponibles en el mercado. Al comprar algunos autos o motocicletas se incluyen pólizas de responsabilidad civil. En estos casos ya no es necesario que compres otro.

Conducir en México, sin la cobertura de una póliza de responsabilidad civil, podría dañar tus finanzas. En los casos más graves incluso podría meterte en problemas legales o a la cárcel.

>Si quieres conocer más sobre los seguros de auto, te invitamos a leer este artículo.

Pólizas de responsabilidad civil profesional

Estas pólizas son para los profesionistas expuestos a incurrir en un error o negligencia grave. En términos generales, protege a quienes se enfrentan a reclamaciones por el ejercicio de su profesión. En algunas agencias, la protección abarca actos relacionados con su equipo o fallas de algún practicante a su cargo.

Entre quienes deben tener una garantía de este tipo se destacan:

  • Médicos.
  • Abogados.
  • Asesores fiscales.
  • Arquitectos.
  • Ingenieros.
  • Contadores.
  • Agentes de seguros.
  • Agentes inmobiliarios.
  • Arrendatarios de inmuebles.
  • Corredores de bolsa.
  • Organizadores de eventos y filmaciones.

Si tienes una de estas ocupaciones, no tener un seguro de responsabilidad civil profesional pondría en riesgo tu patrimonio y hasta tu cédula profesional.

Exclusiones

El seguro de responsabilidad civil profesional solo te protege por accidentes. Por ese motivo, lo siguiente queda fuera de la cobertura:

  • Formar parte de apuestas.
  • Participar en retos o competencias.
  • Dañar bienes de terceros que estén en poder del asegurado.
  • Parientes o personas que conviven con el titular de la póliza.
  • Sanciones, multas o el incumplimiento del pago de estas.

Ventajas

El titular de la póliza podrá contar con los siguientes beneficios:

  • Respaldo económico para cubrir la indemnización por:
    • Daños.
    • Perjuicios.
    • Daño moral.
  • Gastos de defensa.
  • Responsabilidad civil legal.

Algunos piensan que solo quienes corren riesgos muy altos deben contar con un seguro de responsabilidad civil. Tal es el caso de los cirujanos. Sin embargo, quienes prestan servicios en general pueden causar daños involuntarios.

Si tu profesión está en la lista de arriba, lo mejor es que estés preparado antes de recibir cualquier queja o demanda.

Pólizas de responsabilidad civil profesional

Pexels

Seguros de responsabilidad civil de hogar

Los seguros de responsabilidad civil de hogar sirven para cuando uno o más de tus vecinos resultan afectados por averías de tu casa. Por ejemplo, si por un deterioro o accidente se moja el techo de otra propiedad.

Una póliza de este tipo puede garantizarte que tendrás una convivencia pacífica. Esto es de gran ayuda si vives en un edificio. En estos casos, las fugas de agua pueden afectar a terceros de forma imprevista. Además, se incluyen los daños que tu causes por error.

En caso de algún altercado, la agencia resolverá el problema que has provocado. También se ocupará de los costos de reparación sin que tú tengas que gastar dinero o tiempo por un conflicto vecinal.

Cobertura

Daños materiales. El seguro se encargará de reponer, restaurar o arreglar en su totalidad el daño. No importa si se trata solo de objetos o partes de otras viviendas; incluye:

  • Paredes.
  • Techos.
  • Suelos.
  • Espejos.
  • Muebles.
  • Baños.

Daños personales. Se considera todo lo que afecte la integridad de una persona. Estos pueden haber sido provocados sin intención por el titular de la póliza y sus familiares o habitantes del domicilio asegurado.

Si vives en una casa propia tal vez pienses que el seguro de responsabilidad civil no te es útil. Sin embargo, el daños a terceros no se refiere solo a vecinos de un edificio, sino que se extiende a cualquiera.

Por ejemplo, a un peatón que pasa por debajo de tu terraza se le cae una de tus macetas encima. Si no tienes una póliza, tendrías que asumir los costos médicos y legales de tu bolsillo.

Exclusiones

Desde luego, la agencia de seguros no te respaldará si cometes alguno de los siguientes:

  • Imprudencias.
  • Perjuicios causados a propósito o con dolo.

Los seguros de responsabilidad civil de hogar te cubren por una cantidad concreta. Si el daño la excede, el resto tendrá que salir de tu bolsillo. Antes de firmar una póliza muy básica y barata, analiza este punto, no sea que luego te salga más caro.

Cobertura de responsabilidad civil de hogar en construcción

Si tu domicilio está en construcción, necesitas contar con una póliza de este tipo porque te ayudará a proteger tu patrimonio. Durante el proceso se pueden dar reclamaciones por daños a terceros.

Los seguros de responsabilidad civil de hogar en construcción pueden darte dos tipos de garantías:

Básicas

  • Derribo y/o demolición. Todos los trabajos que se realicen antes de que dé inicio la obra.
  • Gastos de explotación. También se conocen como gastos operativos. Te amparan por los daños que puedan suscitarse durante el periodo de construcción directamente relacionados con la mano de obra.
  • Daños a vecinos. Lo que dañe a edificios o propiedades contiguas.
  • Subsidiaria de subcontratistas. Se garantiza la protección ante daños que el personal de construcción provoque por accidente.
  • Patronal. Te cubre ante los perjuicios que pueden sufrir los trabajadores de obra por accidentes de trabajo.

Complementarias

  • Cruzada. Daños personales que sufran los subcontratistas del titular de la póliza.
  • Locativa. Perjuicios ocasionados al inmueble utilizado por el cliente, en caso de que sea inquilino.
  • Contaminación repentina. Daños ocasionados por dispersar sustancias en el agua, aire o suelo resulten dañinas o peligrosas.
  • Post-trabajos. Responsabilidades derivadas de daños ocasionados tras finalizar la obra.
  • Fianzas Penales.
  • Defensa criminal. Salarios de abogados y procuradores para defensa en causas penales.

Antes de iniciar obras de construcción, no olvides que tienes que conseguir permisos legales. Fuera de eso, los daños que pudieran generarse durante el proceso, serán cubiertos por el seguro de responsabilidad civil.

Cobertura de responsabilidad civil de hogar en construcción

Pixabay

Seguros de responsabilidad civil para empresas

Un negocio está expuesto a varios tipos de riesgos. Si tienes una empresa y no quieres afectar sus finanzas, tienes que contar con un seguro de responsabilidad civil.

Tal vez te preguntes en qué casos puede ser útil. Digamos que tienes una tienda y a uno de tus clientes o proveedores se le cae encima una caja de un estante. Si tienes una póliza, no debes desembolsar ni un peso, pues la agencia pagará todos sus gastos médicos.

Otro ejemplo puede ser que tu local está en un edificio. Un desperfecto en la tubería puede dañar el techo de las oficinas de abajo. La agencia se encargará de resolver el problema para que tú no tengas que preocuparte.

En caso de que tu negocio sufra un incendio y el local de al lado no pueda abrir por ese daño, podrás asumir tu responsabilidad civil a través del seguro.

Como te darás cuenta, hay varias formas de causar daños a otros y tu negocio debe contar con protección ante cualquier reclamación.

Una empresa podría necesitar varios tipos de seguros de responsabilidad civil. A continuación, te decimos de cuáles se trata:

Seguro de responsabilidad civil profesional. Cubren a daños que se puedan provocar a terceros por la empresa en el ejercicio de una profesión. Esto es de gran ayuda para constructoras, clínicas y hospitales.

Seguro de responsabilidad medioambiental. Es una garantía ante posibles agravios provocados cerca de las instalaciones de la empresa. En estos casos, la cobertura principal incluye:

  • Costos para prevenir y evitar accidentes.
  • Reparaciones:
    • Primaria.
    • Complementaria
    • Compensatoria.
  • Costos de defensa legal.

Estos seguros también cuentan con una cobertura opcional que engloba dos puntos importantes:

  • Responsabilidad civil por contaminación accidental.
  • Accidentes laborales.

¿Qué son los seguros multirriesgo empresariales?

Desde luego, las empresas también pueden contar con seguros que cubran varios riesgos; la responsabilidad civil e incidentes comunes. Tal es el caso de los siguientes siniestros:

  • Incendio.
  • Daños por agua.
  • Robos.

Tal vez pienses que es suficiente contar con un contrato de este tipo, pues tu negocio tendrá el respaldado ante daños propios y ocasionados a terceros. Sin embargo, debes saber que la responsabilidad civil que cubre es limitada.

En la mayoría de los casos ni siquiera incluye el profesional y medioambiental. Si tu empresa está expuesta a estos riesgos, analiza muy bien antes de firmar.

Excepciones

En general, todas las pólizas de seguros de responsabilidad civil tienen excepciones claras en sus cláusulas. Las más comunes son:

  • Daños causados por empleados.
  • Autos o vehículos.
  • Actos intencionales.

Por esta razón, es muy importante que revises bien si la cobertura cumple con todas tus expectativas antes de contratar.

Seguros de responsabilidad civil para directivos

Los seguros de responsabilidad civil para empresas no incluyen su gestión y toma de decisiones de la misma. En caso de una queja, el directivo la tendrá que pagar dinero de su propio bolsillo, no importa si está retirado.

Cobertura

  • Negligencias del titular de la póliza durante su gerencia.
  • Hechos en sociedades externas o afiliadas.
  • Prácticas indebidas de empleo.
  • Reclamaciones contra el cónyuge, la pareja de hecho o sus herederos.
  • Gastos de defensa por responsabilidad:
    • Medioambiental.
    • Tributaria subsidiaria.
  • Representación legal por investigación.
  • Restitución de imagen.
  • Atención psicológica.
  • Emergencia.
  • Gestión de crisis.
  • Extradición.
  • Gastos por defensa legal.
  • Multas.
  • Devoluciones.

Ventajas

Como te puedes imaginar, contar con un seguro de este tipo será de gran ayuda si estás al frente de un negocio. Entre sus principales beneficios destacan:

  • Contarás con la asesoría de abogados dedicados a reclamaciones de esta naturaleza. Ellos defenderán tu imagen y tu dinero. También protegerán:
    • Intereses.
    • Reputación.
    • Patrimonio.
  • La agencia te respaldará por hechos ocurridos antes de que hayas contratado la póliza. También lo hará hasta dos años después de la cancelación del seguro.
  • Muchas empresas cuentan con cobertura en el extranjero (con algunas excepciones).
  • La contratación de un seguro de responsabilidad civil para directivos es fácil y rápida.

¿Qué considerar antes de contratar una póliza de responsabilidad civil?

Los beneficios de un seguro de este tipo son muchos. Sin embargo, antes de que firmes una póliza, debes tomar en cuenta cinco puntos:

  • Costo de las primas (mensuales o anuales).
  • Cobertura.
  • Excepciones.
  • Alcances en el extranjero (si es el caso).
  • Obligaciones y responsabilidades.

Esto último te incluye a ti y a la agencia de seguros, así que es muy importante. No lo ignores.

También tienes que saber cuándo debes hacer tus pagos. Ten en cuenta que podrías tener problemas para hacer efectivo el seguro si te retrasas.

>>Si te interesa saber qué hace un agente de seguros, te invitamos a leer este artículo.

¿Qué considerar antes de contratar una póliza de responsabilidad civil?

Pexels

Como te habrás dado cuenta, existen varios tipos de seguros de responsabilidad civil. Cada uno de ellos puede ajustarse para cada una de las necesidades de los clientes. Tal vez pienses que no son urgentes ni te ofrecen ningún beneficio a corto plazo.

Sin embargo, ten en cuenta que los accidentes o situaciones en las que puedes afectar a otras personas no son planeadas. Algunas pueden tomarte por sorpresa.

Si no quieres arriesgarte a pagar mucho dinero por dañar a alguien, más vale que estés preparado. Además, las agencias de seguros cuentan con varios paquetes que pueden adaptarse a ti.

No obstante, pon atención a cada beneficio y excepción que se incluya en tu póliza. Si hay algo que no entiendes, la asesoría de un profesional te sacará de cualquier apuro. Solo él podrá velar por tus intereses.

>>¡Consulta y cotiza en  Segurealo con nuestros asesores de seguros especializados! 

Preguntas frecuentes

¿Cuánto cuesta una protección de responsabilidad civil para empresas?

El costo de los seguros para empresas depende de las características de cada una. Además, el precio no será el mismo para una pequeña y mediana empresa (pyme) que para una trasnacional.

La póliza por un negocio local puede costar miles de pesos al año. Sin embargo, las primas de los más grandes pueden sumar millones de pesos en el mismo periodo.

Desde luego, cada agencia de seguros toma en cuenta varios aspectos para definir sus precios. Uno de los más importantes es el valor del local y si es propio o alquilado.

Para que te des una idea, la prima anual para un negocio con una propiedad valuada en medio millón de pesos, en México, puede costar de mil a 3 mil pesos. Por ejemplo:

ASEGURADORA PRIMA ANUAL
Afirme Mil 366 pesos
Chubb Seguros Mil 637.71 pesos
GMX Seguros 2 mil 307 pesos
Mapfre 2 mil 993.96 pesos
General de Seguros 3 mil 665.25 pesos

¿Cómo funciona el seguro de responsabilidad civil?

El seguro de responsabilidad civil se encarga del pago de indemnizaciones por daños físicos, materiales o patrimoniales ocasionados a alguien más. No importa si el hecho ocurrió en la carretera, en el hogar o en la empresa del titular de la póliza.

La agencia se encargará de solucionar el problema al que se enfrente su cliente. Incluso, en el ámbito legal.

¿Cuáles son las principales aseguradoras de responsabilidad civil en México?

En México, son cinco las principales empresas que manejan seguros de responsabilidad civil:

  • GMX Seguros.
  • Mapfre México.
  • Afirme.
  • Chubb Seguros.
  • Inbursa.

Si quieres conocer a fondo sus planes, lo mejor es que te pongas en contacto con ellas.

Te podría interesar