Seguro para el Retiro, ¿Qué es y cómo funciona?

Seguro para el Retiro, ¿Qué es y cómo funciona?

En México, toda persona que trabaje y esté afiliada a algún programa de asistencia social tiene asegurada una pensión que le ayudará a mantenerse una vez que decida retirarse. La idea de una recompensa o gratificación por los años que dedicamos a alguna labor profesional es atractiva y muy deseable. Sin embargo, si haz echado un vistazo a los rendimientos y pensiones actuales en México, muy probablemente estés de acuerdo en que esa recompensa pueda no ser suficiente para el mundo en el que vivimos y pagamos. Diversificar tus alternativas de ahorro, inversión y previsión para tu retiro es un sabia decisión, y el día de hoy hablaremos de una opción que bien puede ayudarte en esa búsqueda. Hablemos de los seguros para el retiro.

¿Qué es el Seguro para el Retiro?

En esencia, el seguro para el retiro es un instrumento cuyo fin es el de entregarte una determinada cantidad monetaria al momento de tu jubilación. Dicho monto se construye a partir de pagos realizados por el cliente desde el inicio del contrato y hasta el momento en el que tú decidas dejar de trabajar. Una de las características más importantes del seguro para el retiro es que es el cliente quien establece el monto recibir una vez cumplida la edad de jubilación (normalmente a los 65 años). Esto ofrece de entrada un atractivo interesante, pues eres tú quien determina la calidad de retiro a la que aspiras.

La aseguradora, por su parte, garantiza la administración y entrega de los fondos reunidos en el momento y forma establecidos por el dueño de la póliza. Básicamente, lo que tenemos aquí es un plan de ahorro a largo plazo -dependiendo de cuándo lo contrates- que además ofrece algunos beneficios interesantes.

seguro para el retiro

¿Cómo funciona el Seguro para el Retiro?

Una vez que elijas una aseguradora con la que te sientas cómodo, el primer paso en tu seguro para el retiro es hacer un cuidadoso análisis de tus necesidades y capacidades de ahorro. A partir de ese ejercicio, tu agente y tú podrán llegar a una primera cifra sobre la cual trabajar para tu jubilación. Ese monto debe contemplar no sólo tu supervivencia después de trabajar. Imprevistos, posibles situaciones de salud, así como otros escenarios para los cuales se recomiende estar protegido, también entran en él. Recuerda ser generoso en este cálculo, sin caer en escenarios irreales.

Si tienes dudas de cómo hacer ese cálculo, las aseguradoras cuentan con personal capacitado para ayudarte a planear el total de tu póliza de la mejor manera.

Una vez establecida la cantidad meta, el siguiente paso será decidir en qué momento quieres recibir tu dinero. Por regla general, la edad de retiro es a los 65 años. No obstante, las actividades de cada persona son distintas y esa línea puede moverse en cualquier dirección dependiendo el caso. La finalidad aquí es poner un límite de tiempo para tu ahorro.

A partir de esta información, tu agente de seguros hará los cálculos necesarios para definir los pagos a realizar para cumplir tu meta de ahorro. En este punto es importante recordar que mientras más joven contrates tu seguro para el retiro, mejores serán tus beneficios y menores tus pagos. Las razones son evidentes, tendrás más tiempo para ahorrar y al final contarás con más dinero para tus necesidades.

Después de esto, será necesario que nombres a los beneficiarios de tu seguro. Como en cualquier otro producto financiero, este paso es importante pues te permitirá asegurar que tus esfuerzos puedan ayudar a quienes más te importan en caso de algún evento inesperado. Ahora bien, ese no es el único beneficio que te ofrecen un seguro para el retiro.

Ventajas del seguro para el retiro

  • Rendimientos: La aseguradora, además de administrar el total de tu ahorro, también te ofrece rendimientos sobre el mismo. De esta forma el esfuerzo para tu retiro es compartido y lograr tu meta se vuelve más fácil.
  • Mientras más joven mejor: Lo mencionamos anteriormente, ¡pero es verdad! Los años que te resten de vida laboral pueden hacer una gran diferencia en el monto de los pagos, y tu rendimiento será mejor.
  • Una sola exhibición: Al llegar a tu jubilación, podrás recibir todo tu capital en un único depósito. Cabe mencionar que también es posible recibirlo en otras modalidades (mensualidades hasta el fallecimiento o renta garantizada de 10 a 30 años).
  • Protección para los tuyos: En caso de que fallezcas durante la vigencia del seguro, tus beneficiarios recibirán la mayor cantidad posible. Esta puede ser determinada por el Valor de Rescate o el total de pagos que haya realizado en vida.
  • Pagos fijos: Ya sea que optes por pagar mensual o anualmente, desde el inicio de tu póliza hasta su vencimiento, tu pago no cambiará. Tip: investiga sobre los descuentos por pagos anuales.
  • Inversiones versátiles: El seguro para el retiro te permite invertir en dólares o unidades de inversión, además de en moneda nacional.
  • Exento de impuestos: Sin importar cómo recibas tu dinero, si lo retiras después de los 65, no pagarás ningún impuesto por él.
  • DEDUCIBLE de impuestos: Si eres empresario, emprendedor o freelance, esta ventaja fiscal puede ser muy útil para ti.

Sobre este último punto, la Aseguradora Insignia Life comenta “de acuerdo con los artículos 109, 176 y 218 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, el asegurado podrá hacer la prima deducible de impuestos hasta por 5 salarios mínimos anuales y $152 mil pesos.”

Sin importar la aseguradora que elijas, es muy importante que revises detalladamente cada aspecto de la póliza que estás por contratar. La cantidad total a ahorrar debe darte una seguridad, confianza y tranquilidad suficientes para que este esfuerzo sea mucho más motivante para ti. Tu retiro es sumamente importante, pero no debería sentirse como una carga o algo imposible de lograr.

Ahorrar para la etapa más libre, pero vulnerable de tu vida, es un esfuerzo placentero y digno de tu atención.

Ahorro para retiro

Y hablando de esfuerzos…

¿Qué sucede si ya no puedo pagar?

Un seguro para el retiro es un compromiso a largo plazo, pero eso no quiere decir que no esté de tu lado ante un giro inesperado.  Si en algún momento no estás en posibilidad de cubrir los pagos de tu póliza, existen dos escenarios a los que puedes recurrir.

  1. Saldar tu seguro: Para saldar tu seguro de jubilación debes notificar a la aseguradora que ya no harás más pagos sobre la póliza. En ese momento tu instrumento se congela y la cantidad ahorrada estará bajo resguardo de la compañía hasta que cumplas 65 años.
  2. Retirar el dinero de Valor de Rescate: Al contratar tu seguro, recibirás un documento llamado Tabla de Valores. En ella encontrarás diferentes cantidades por año de la duración de tu contrato, mismas que aplican en diferentes casos; uno de ellos es el Valor de Rescate. Si tú deseas retirar la cantidad que llevas ahorrada antes del término de la póliza, la aseguradora te entregará lo correspondiente de acuerdo al año y al Valor de Rescate indicado.

Cabe mencionar que, si escoges el escenario número dos, tu dinero es sujeto de impuestos al considerarse un ingreso. Por lo tanto, no está de más recordarte una vez más que tus pagos deben ajustarse a una cantidad que sea cómoda para ti. La percepción que tengas de tu ahorro a la larga hará una gran diferencia en el proceso.

Seguro para el Retiro y AFORE, ¿son lo mismo?

Diferencias entre Afore y seguro para el retiro

Respuesta simple: No.

Las AFORES son instituciones financieras que privadas que administran los ahorros para el retiro de los trabajadores al IMSS o ISSSTE. Se componen de aportaciones hechas por el gobierno, el patrón y el mismo trabajador. Dependiendo del sueldo con el que esté dado de alta cada empleado, la calidad de la AFORE puede variar mucho. Además de estar sujeta a otros factores que pueden afectar al rendimiento y lo accesible de los fondos.

De acuerdo a la calculadora del IMSS, el pago de pensión de una AFORE está dentro de un rango del 20 al 30% del sueldo registrado. Por lo tanto, a mayor sueldo, mayor pensión. Por otro lado, además de contar con los 65 años de edad, cada trabajador debe cumplir con un mínimo de 1250 semanas laborales cotizadas (aproximadamente 25 años de trabajo) para poder solicitar su jubilación.

En México es bien sabido que muchos patrones registran a sus empleados con sueldos más bajos de lo establecido, lo cual hace que las pensiones recibidas de una AFORE suelan ser insuficientes para vivir una vida digna.

Al mismo tiempo, las AFORES están limitadas en su capacidad de inversión, pues sólo pueden invertir en moneda nacional. Esta situación las deja vulnerables a factores como la inflación o las devaluaciones. Aún cuando las pensiones gubernamentales tienen un aumento anual por inflación, ésta variable es constante y puede llegar a ser restar notablemente el valor del dinero de los pensionados.

Sin embargo, nada de lo anterior tiene por fin dejar en mal a los esfuerzos gubernamentales para garantizar una pensión a todos los trabajadores. De hecho una de las recomendaciones más frecuentes es sí contar con una AFORE, pero complementarla con algún otro instrumento que le de versatilidad y mejores rendimientos a nuestros ahorros.

¿Un Seguro para el Retiro es igual que un Seguro de Vida con Retiro?

Al contar con beneficiarios, se puede decir que el seguro para el retiro puede funcionar como un seguro de vida. Te recomendamos leer el artículo de Segurealo sobre seguros de vida, así como el de seguros con ahorro, pues ambos te ofrecen la posibilidad de entregar tus ahorros a tus seres queridos en caso de fallecimiento.

Recuerda que familiarizarte con los diferentes instrumentos a tu alcance te ayudará a elegir el más adecuado para tu futuro.

 

Cuidar de tu retiro es cuidar de tu futuro

Los seguros para el retiro se han vuelto cada vez más populares conforme los modelos de trabajo han cambiado. Para bien o para mal, el trabajo por contrato bajo esquemas tradicionales se ha vuelto escaso, y el mundo del profesionista independiente está al alza. Al mismo tiempo, las estructuras gubernamentales están teniendo dificultades para ver por el futuro de toda la población, es por ello que instrumentos como éste se han vuelto cada vez más relevantes.

La realidad es que, tarde o temprano, todos llegaremos al momento en el que ya no queramos o ya no podamos seguir desempeñando labores profesionales, y esto es algo que no podemos dejar de lado tan fácilmente.

Independientemente de la forma en la que generes ingresos, planear una estrategia para cuando llegue ese momento es una decisión sabia y madura sin importar la edad que tengas. Mientras más pronto cuentes con herramientas para forjar un buen retiro, llegar a tu jubilación de una manera tranquila y satisfactoria será más sencillo.

Planea desde ahora, retírate bien.

Infórmate sobre los seguros para el retiro que hay en el mercado, y garantiza tu futuro como tú lo quieres.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto debo ahorrar para mi jubilación?

La respuesta a esta pregunta depende de otra: ¿Cuánto quieres recibir cuando te retires?

Puede sonar un poco frío o inconcluso, pero es cierto. Cada persona tiene aspiraciones, planes y ambiciones distintas para su futuro, sin mencionar que los ingresos también son muy diferentes entre personas.

Dicho eso, un artículo de 2017 de Animal Político menciona que, según la CONSAR, “un trabajador debe duplicar el monto de su ahorro si quiere gozar pensión de al menos cuatro mil 900 pesos mensuales al retirarse”. Esto es en caso de contar sólo con una AFORE, lo cual ya mencionamos no se recomienda como única opción para el retiro.

Entonces volvemos al punto inicial y uno de los principales beneficios de los seguros para el retiro: establecer un monto para el retiro depende de tu contexto, tus planes y el momento en el que decidas comenzar a estructurar ese plan. La cantidad estará determinada por esos factores, aunque eso no quiere decir que no haya una manera más sencilla.

¿Cómo calcular el Seguro para el Retiro?

Partiendo de la pregunta anterior, existen sitios web que ofrecen calculadoras para descubrir la cantidad necesaria para tu retiro, así como el retiro al que puedes aspirar en el esquema tradicional.

El IMSS y el sitio de la CONSAR son dos alternativas para ello, desafortunadamente la calculadora del IMSS no está disponible por el momento a causa de algunas modificaciones al a la Ley del Seguro Social y a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro. No obstante, te recomendamos tomar los resultados como un parámetro para guiarte mejor.

En octubre de este año, el sitio de Entrepeneur publicó un artículo con una fórmula útil para obtener la cifra que necesitarás ahorrar mes con mes para tu retiro.

Ahorro para jubilación

Adicional a estos recursos, te recomendamos acercarte a algún agente de seguros de tu confianza para consultarlo sobre este punto. La ayuda de un profesional será muy útil para determinar un fondo con el que te sientas cómodo y logre cubrir las expectativas y necesidades para tu retiro.

¿Cuál es el mejor Seguro para el Retiro?

La CONDUSEF realiza anualmente una evaluación de las aseguradoras en el mercado, así como de sus productos. Para 2020, las aseguradores con los 5 mejores seguros para el retiro son:

  1. Inbursa Seguros con 9.80
  2. Mapfre México con 9.73
  3. AXA con 9.60
  4. Insignia Life con 9.58
  5. Seguros Atlas con 9.55

Recuerda que cada compañía tiene productos y lineamientos distintos, por lo que el mejor seguro para el retiro será el que mejor se adapte a tus necesidades y posibilidades.

Te podría interesar