Seguros de Viaje ¿sabes qué cubren y cómo elegir el adecuado?

Seguros de Viaje ¿sabes qué cubren y cómo elegir el adecuado?

Viajar es una de las actividades más enriquecedoras para cualquier persona. Sea por negocios, estudios o diversión, visitar un lugar lejos de casa siempre es una experiencia nueva y diferente. Sin embargo, hay un sinfín de cosas que salen de nuestro control al salir por la puerta -ni qué hablar de por la frontera-. Vuelos retrasados o cancelados, reservaciones perdidas, maletas extraviadas, enfermedades, cancelaciones inesperadas, son sólo algunos de ellos. Si bien viajar debiera ser una actividad placentera y llena de aventura, es importante saber cómo proteger esa experiencia de las cosas que no podemos anticipar, y para ello son de gran ayuda los seguros de viaje.

¿Qué son los Seguros de Viaje?

Los seguros de viaje, como su nombre lo dice, es un producto que te permite viajar tranquilo y protegido, con la finalidad de que tu única preocupación sea la de disfrutar de tu destino al máximo. La cobertura que ofrecen es prácticamente mundial, de forma que no hay lugar al que puedas ir en el que no estés protegido por uno.

Las cláusulas incluidas en ellos abarcan y se adaptan a puntos como distancia, duración y motivo del viaje. Como cualquier otro seguro, cada rubro se adapta a tus necesidades y alcances, incluso en caso de cancelaciones, regresos anticipados, asistencia médica y/o legal. De esta manera, tu póliza te cubre en aquellas cosas que sí sabes sobre tu viaje, pero también en las que no.

seguro de viaje

Pixabay

Seguros para viaje, una mejor forma de disfrutar

Como lo mencionamos ya, viajar implica hacer frente a varios riesgos, más aún si el destino es extranjero. Es probable que hayas tenido ya ofertas o incluso que cuentes con cierta cobertura gracias a tu tarjeta de crédito o a tu seguro médico, además de contar con el seguro obligatorio del medio de transporte por el que vayas a viajar, pero contratar una póliza de viaje sólo ayudará a mejorar tu comodidad.

Normalmente, los seguros de viaje se contratan por un tiempo igual a la duración del mismo. Sin embargo, existe la posibilidad de ampliar el tiempo de cobertura dependiendo tus necesidades, al grado de poder pagar una cuota anual sobre la póliza. Las cláusulas, como suele ser, las estipulas tú en conjunto con la aseguradora que elijas, de forma que puedes optar por las que más te convengan y adaptarlas a tu situación específica.

Partiendo de lo anterior, las posibilidades se vuelven infinitas. Cada viaje es una experiencia en sí misma y las variables cambian dependiendo del momento en el que se realice.

¿A dónde viajas?

El destino de tu viaje es el primer punto que influirá sobre tus decisiones de cobertura. Por lo regular, un viaje al extranjero tiene muchas más variables que uno nacional (vuelos, conexiones, equipaje documentado, identificaciones internacionales, etc.) y eso implica más posibilidades de que algo pudiera fallar en el camino. La temporada del año también es un factor a considerar, así como el número de personas que viajan contigo.

Sobre esto último, recuerda que algunas compañías aseguradoras están dispuestas a extender pólizas que cubran a grupos de personas que viajen juntas.

¿Placer o negocios?

No es lo mismo un viaje a la playa para aprender a surfear, que ir de crucero o un intercambio estudiantil o una pasantía en una empresa. El seguro para viaje puede y debe adaptarse a la finalidad de tu viaje para protegerte de mejor manera. Dependiendo del motivo de tu salida, tu póliza puede cubrir esas clases de surf, el servicio médico en caso de algún accidente en el agua, e incluso un cambio de empleado en caso de viajes por trabajo. La finalidad de tu viaje decide en gran manera el tipo de cobertura que necesitarás o de la cual puedes hacer uso.

¿Cuánto tiempo?

Así como el motivo del viaje, la duración del mismo afecta considerablemente la póliza que debes escoger. Es normal que se escoja un seguro de viaje común cuando la salida es breve pero, para viajes más largos, las aseguradoras pueden ajustar sus productos fácilmente. Por ejemplo, es posible asegurarte también en caso de que tengas varios viajes planeados. En este caso, la cobertura anual que ya mencionamos puede ser útil, al cubrir la cantidad de viajes que puedas realizar en ese periodo (toma nota que las aseguradoras suelen pedir que cada salida dure menos de tres meses para otorgar la póliza).

En casos de estancias prolongadas, es posible solicitar seguros de estancia larga en el extranjero. De igual manera, es común que éstas tengan una duración de un año.

Recuerda que cualquier cambio o ajuste a la póliza tendrá un impacto en el precio de la o las primas a cubrir.

seguro para viajes

Pixabay

¿Qué cubren los Seguros de Viaje?

Dentro de los seguros de viaje se contemplan diferentes tipos de cláusulas. Las dos áreas más comunes son temas de asistencia y cancelaciones o logística. Para cada cobertura se establece un límite acordado entre tu aseguradora y tú.

Asistencia en tu viaje

Estas son las cláusulas más comunes dentro de los seguros para viaje y se enfocan en aspectos que van desde la salud del viajero, hasta el robo de sus pertenencias personales.

Asistencia Médica

Tal vez el tema medular de una póliza de viaje. La cobertura que otorga protege al usuario en casos de enfermedad o accidente durante su estancia, ya sea dentro o fuera de su país de residencia. Al mismo tiempo se ocupa del pago de gastos médicos, farmacológicos, hospitalización y/o intervención quirúrgica hasta el momento en el que se pueda continuar con el viaje. Otros aspectos que puede cubrir son:

  • Desplazamiento y hospedaje de un acompañante en caso de hospitalización
  • Prolongación de la estancia en caso de enfermedad o accidente
  • Envío de medicamentos a la ubicación del asegurado
  • Traslado o repatriación del asegurado y su acompañante
  • Traslado o repatriación en caso de fallecimiento
  • Retorno anticipado
  • Gestión y coordinación de servicios de asistencia
  • Servicio de traducción
  • Sustitución del asegurado por repatriación en caso de viajes laborales

También es posible solicitar abonos en caso de pérdida de documentos o clases, en caso de viajes de estudio.

Cobertura de equipaje

Después de los temas de salud, ésta es la cláusula más común en las pólizas de viaje. El usuario recibe una indemnización por parte de la aseguradora en caso de que pierda su equipaje o sus efectos personales, por robo o daño en tránsito, así como retrasos en su entrega si es que fue correctamente documentado. La compañía también ofrece asesoría para presentar denuncias y colabora en la gestión del rastreo, además de garantizar la entrega en el destino de viaje o a la residencia del asegurado.

Algunas compañías incluso extienden esta cobertura a casos de robo en habitación de hotel o vehículo.

Retrasos

Dependiendo de la aseguradora, el seguro de viaje puede incluir cobertura por demoras en los traslados por causas ajenas al usuario. En este caso, la indemnización está destinada a cubrir la compra de artículos de primera necesidad, alojamiento, manutención o el reembolso del costo de traslado por el uso de otro medio de transporte.

Cobertura de accidente

También es posible solicitar cobertura en caso de invalidez permanente o indemnización para familiares en caso de muerte.

Defensa jurídica

Otro rubro que puede cubrirse es el de Responsabilidad Civil y Defensa Jurídica, el cual ofrece al asegurado asistencia y asesoría legal, así como gastos de representación y defensa.

Cancelaciones y tu seguro

Esta cobertura puede ser de gran utilidad, sin embargo, es necesario revisar cuidadosamente las condiciones bajo las que aplica. La compañía le permite al asegurado cancelar su viaje sin pagar penalizaciones, toda vez que la causa de cancelación esté contemplada dentro de su póliza. Entre las causas de cancelación podemos encontrar las de origen médico (enfermedad, accidente, fallecimiento, cirugías o transplantes), laboral (despido o ingreso a nuevo empleo) y judicial (convocatoria a procesos electorales, adopciones, cancelación por parte de un coasegurado).

Excepciones

Así como hemos revisado las capacidades de cobertura de los seguros de viaje, es de igual importancia mencionar que hay casos de excepción en los que la póliza no puede hacerse válida. Por ejemplo, si el asegurado pierde accidentalmente su equipaje, si su condición es resultado de alguna afección médica preexistente; accidentes relacionados con estados alterados (alcohol, drogas) o intervenciones quirúrgicas no de urgencia.

Por otro lado, si la cancelación del viaje viene de parte de la empresa de transporte, y esta cubre el monto del pasaje, el seguro de viaje tampoco podrá ser usado. En este último caso, cabe la posibilidad de que la compañía ofrezca una cantidad para compensar alguna diferencia en costos.

cobertura para viajes

Pixabay

¿Cómo elegir un Seguro de Viaje?

Al momento de elegir un seguro de viaje, lo más importante es revisar a detalle las necesidades y los riesgos de la travesía. A partir de ellos es que se pueden solicitar las coberturas más adecuadas y, por ende, el pago más accesible para ellas.

Si ya cuentas con alguna póliza, es necesario que leas detenidamente las cláusulas de tu contrato para saber si requieres modificarlas para tu siguiente movimiento. Un ejemplo de esto es que existen seguros que no cumplen con los requerimientos para ciertos países, como en el caso del Seguro Schengen para Europa.

Otro punto a considerar es si la aseguradora te ofrece algún descuento por pagos totales o con tarjeta de crédito. Como ya lo mencionamos, a veces los mismos bancos ofrecen una cobertura al hacer pagos con TC, pero ocasionalmente no es la mejor o la más adecuada para el viaje a realizar; si es tu caso, recuerda revisar tu póliza.

Además de saber sobre los riesgos cubiertos y los no cubiertos por tu seguro, otros puntos a revisar son las limitantes de edad y/o deducibles que aplican. Es común que las personas mayores a 60 – 65 años de edad tengan que pagar una prima mayor, o que se les niegue la póliza por causa de riesgo. Inversamente, los jóvenes pueden acceder a primas mucho más económicas, aunque pueden ser negadas si es que practican algún deporte extremo. En cuanto a los deducibles, es importante saber los montos a cubrir antes de que el seguro comience a pagar.

pólizas para viaje

Pixabay

¿Cuántos Seguros para Viaje necesito?

Tal vez ya cuentes con seguro médico y otro por tu tarjeta de crédito. ¡Excelente! Pero eso no quiere decir que sean suficientes para cubrir las necesidades y los riesgos de tu viaje. No hay que perder de vista que cada póliza tiene sus propias condiciones y puede ser que alguno de esos seguros esté limitado en algún aspecto que sea importante para ti, tu acompañante, o simplemente para garantizar tu tranquilidad.

Infórmate bien sobre las características de cada uno de los contratos que tengas y ayúdate de un seguro de viaje para complementar o bien como una póliza exclusiva para tus vacaciones.

Si quieres saber más sobre otros seguros disponibles para ti, Segurealo tiene una amplia selección de guías que te ayudarán a saber más.

Viaja seguro, viaja tranquilo

Viajar seguro es viajar tranquilo. Cada que planeamos unas vacaciones, es importante pensar en cómo protegernos de cualquier riesgo durante ese tiempo. Los seguros de viaje, con su flexibilidad y alcance, son una excelente forma de garantizar que estaremos ocupados únicamente en disfrutar del paseo con la confianza de que estamos cubiertos sin importar qué pase.

Como lo es siempre con los seguros, recuerda revisar bien los contratos y las cláusulas a las que accedas. Compara entre varias opciones hasta que encuentres la que mejor cubra tus necesidades, pues de ello depende también tu tranquilidad al momento de pagar tu póliza. Si tu seguro de viaje ya cuida bien de ti, entonces sólo podemos decirte: ¡Buen viaje!

Preguntas frecuentes

¿Cuánto cuestan los Seguros de Viaje?

La respuesta es muy variable.

Recuerda que los seguros para viaje se adaptan a tus necesidades en varios aspectos de tu salida. Su costo está determinado por factores como el tiempo, la distancia y la finalidad de tu viaje. Sin embargo, un promedio oscila entre los $500 y $800 en coberturas básicas para una persona, y de $5,000 a más de $10,000 en casos internacionales o por grupos.

Puedes consultar la página de Cotizator para empezar a comparar precios.

¿Los Seguros para Viaje cubren gastos por coronavirus?

Desde que comenzara la pandemia a causa del virus Covid-19, las aseguradoras han tomado diferentes posturas para con sus clientes. Existen compañías que han ampliado sus coberturas para ayudar a sus asegurados en caso de contraer el virus. Modificaciones a cláusulas de cancelación de viajes (programados con anterioridad a los cierres fronterizos), gastos médicos (para contemplar medicamentos y hospitalizaciones), repatriaciones (para volver al país de origen una vez dado de alta) y hospedaje emergente (en caso de que la cuarentena se declare en el país destino durante el viaje), son algunos ejemplos de la manera en la que los seguros de viaje se han adaptado a la situación actual.

Si tienes un viaje en puerta, te recomendamos comunicarte con tu aseguradora para consultar los posibles cambios a tu póliza.

¿Es necesario comprar el seguro Schengen para viajar a Europa?

Los ciudadanos mexicanos están exentos de este requerimiento y cuentan con un total de 90 días para transitar libremente por los 26 países del área Schengen en Europa. No obstante, la recomendación de contar con un seguro de viaje al salir del país sigue en pie a pesar de esta concesión.

Actualmente, el seguro Schengen europeo tiene un costo base de 0.99€ por día y cuenta con coberturas más amplias dependiendo de las necesidades del viajero.

Si quieres saber más sobre este tema, el sitio de AXA Seguros tiene una página dedicada al tema con información relevante para ti.

Te podría interesar